I: Passi de la pel·lícula
Mi hija Hildegart
de Fernando Fernán Gómez

hildegar300En el Madrid de 1933, Aurora Rodríguez se pone en manos de la Ley tras acabar con la vida de su hija Hildegart. En la cárcel, rememora las circunstancias que la movieron a cometer tan desnaturalizado crimen. En su primera infancia, Aurora Rodríguez, testigo de ciertas desavenencias matrimoniales y de la supeditación que se encontraban las mujeres ante los hombres, concibió la idea de tener una hija que, educada desde un principio para ello, pudiera consagrarse a la liberación de la mujer. Buscó a un hombre sano, inteligente y que renunciase a la paternidad de la niña. La niña, Hildegart, fue tal y como la madre la había imaginado: Siendo casi una niña ingresó en el Partido Socialista, a los 16 años concluía la carrera de derecho, empezaba medicina, y ya escribía artículos y libros. A los 18 era figura popular en los medios intelectuales y revolucionarios. Y a esa edad, una madrugada, su madre la mató.


Comentaris a càrrec de Josep Moya i Xavier Campamà

 

 

 

 

 

II: Presentació programa d’ACCEP
per al curs 2006-2007
A càrrec de la Comissió d’Estudis

III: Despedida del curs
amb cava i pica-pica